Editorial Fuerza Nueva, nº 1455

Dos años de ausencia

El 28 de este mes de enero, festividad de Santo Tomás de Aquino, se han cumplido dos años del fallecimiento del presidente y fundador de Fuerza Nueva, Blas Piñar. Su paso por la vida de España quedará reflejado, Dios mediante, en un documental que estamos preparando para conmemorar el 50 aniversario de la Editorial y también como modesto pero fervoroso homenaje a quien tanto dio por los ideales de esta casa: Dios, Patria, Justicia. Una prueba de que está presente en la actualidad más caliente es que no existe día en que cualquier medio de comunicación no haga alusión a él como prueba de coherencia ideológica, y más a la vista de la crisis brutal que vive España en este momento.

Porque han sido muchos años de aviso permanente, en la calle, en teatros y plazas de toros, en estadios deportivos, en televisiones -cuando había lugar-, en periódicos y radios, y en el mismo Congreso de los Diputados y Cortes Generales, ofreciendo alternativas -no sólo denunciando- para contener la deriva suicida hacia la ruptura nacional y el odio a lo más insigne de nuestra Patria. Los dos graves aguijones que hoy sufrimos vienen por ese lado, cuando el proyecto de Estado independiente para Cataluña está en pleno desarrollo, el estalinismo asoma  abiertamente por   distintos focos y la sempiterna derecha se acobarda y mansea o, para ser más concretos, sólo responde cuando se le señala o amenaza con el sambenito de fascista.

A todo esto, a las tropelías contra la memoria histórica, al ocultamiento del millar de asesinatos que hemos sufrido a lo largo y ancho de esta “modélica” y “pacífica” Transición, el fundador de Fuerza Nueva puso su pecho por delante, sin defender ninguna clase de beneficio personal -al contrario, con notable sacrificio económico de él mismo y de los suyos- para responder con gallardía al legado  que nos dejaron nuestros mayores, que no sólo queda circunscrito al más reciente pasado sino a la obra de España en el mundo y ante el mundo, en especial a lo que Ramiro de Maeztu y monseñor Zacarías Vizcarra llamaron la Hispanidad.

Por eso es muy necesario refrescar la memoria según la verdad, y para ello no existe mejor vehículo que documentar nuestros asertos con testimonios inapelables, en una batalla permanente por ocupar una trinchera que no se puede abandonar mientras Dios nos dé fuerzas. Se trata de un combate desigual pero amparado por aquellas palabras del emperador Carlos cuando tuvo que guerrear contra otros reinos dudosamente cristianos: “Que nadie pueda decir jamás que hemos peleado por el botín”. La historia podrá enjuiciar mejor nuestros actos, pero la tozuda realidad impone una conducta exigente a la hora de presentar nuestra fe de vida, que sigue estando en la misma posición que hace medio siglo, cuando un puñado de españoles pusieron este empeño nacional en marcha.

Bien podemos decir, por otra parte, como ya señalábamos en la conmemoración del 40 aniversario, que “seguimos en combate”, protegidos como siempre por esa estela de entrega por España que dejó nuestro fundador, y que así reflejó, brillante y admirablemente, en sus escritos y discursos. Ahí quedan su palabra y su pluma -a veces como único y solitario defensor en las instituciones oficiales y parlamentarias-, de la unidad de los hombres y las tierras de España, cuando los que más tenían que escribir y hablar pactaban lo imposible y sometían a nuestro pueblo a un silencio cómplice o a un ejercicio de vileza.

Que en esta empresa, editora de esta revista, no ha sido así, queda copiosamente reflejado en la línea seguida por su fundador, que, aunque la España más fiel le eche en falta, todos aquellos que seguimos su actuación como algo entrañable y providencial -siempre amparados bajo el manto de la Virgen de España, que aquí veneramos- debemos aprovechar para seguir en el mejor servicio de las ideas fundacionales: Dios, Patria, Justicia.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: