Archive | junio 2013

Editorial Fuerza Nueva, nº 1426

EDITORIAL

Aborto: un católico no puede votar al PP

Según un magnífico trabajo de Eugenio López en el periódico digital Hispanidad, algunos católicos siempre han tenido claro el trascendental asunto del aborto, pero ahora contamos con la prueba del nueve: la burla del ministro Gallardón, de todo el Gobierno Rajoy y del Partido Popular con la reforma de la ley que nos dejara la ex ministra Bibiana Aído. Los medios de comunicación aseguran que el PP está dividido sobre su reforma, cosa que es muy cierta, ya que en el seno de este grupo político existen  abortistas al 100% y otros que sólo lo son al 50%. Luego están los defensores de la vida  que no se atreven a levantar la voz sobre la supresión de todo tipo de aborto por temor a perder el cargo en la Administración Rajoy.

Así lo explica  el diario  El Mundo a través de su colaborador  Rafael Álvarez, que expone la clasificación de los miembros del partido de la siguiente manera: “Las posturas internas en el PP sobre la materia cada vez se tensan más y, siempre según las fuentes de El Mundo, en la formación hay «posturas bien diferenciadas»: 1º, en torno a un 10% (pero con «bastante peso») sería favorable a retocar lo mínimo la norma actual; 2º, alrededor de un 40% no vería con malos ojos establecer un modelo «próximo a la ley socialista de 1985» (que consideraba el aborto como un delito excepto en tres supuestos); y 3º, un férreo 50%, pegado a la «base sociológica de la derecha», reclama un endurecimiento del aborto en España que incluya, entre otras cortapisas, la imposibilidad de abortar en casos de malformación del feto”.

Para que lo entendamos, esto quiere decir que el 10% de los cargos del partido fundado por Fraga serían partidarios de entronizar los métodos de  Bibiana Aido. Un 40%, de volver a la misma norma de Felipe González (1985) que ha convertido a España en el paraíso europeo del aborto, con 120.000 asesinatos anuales. Y la mitad de ellos  estarían dispuestos a  suprimir el aborto eugenésico, es decir, la matanza de disminuidos y la posibilidad de que una adolescente pueda abortar sin informar a sus padres.

Es decir, tres posturas homicidas, la última de ellas una verdadera hipocresía porque, de esos 120.000 abortos provocados, sólo se ahorrarían unos 1.000. ¡Un auténtico éxito de  Mariano Rajoy y de Alberto Ruiz Gallardón!. Naturalmente, El Mundo  aún espera que el PP adopte la postura más sensata: es decir, el homicidio ‘razonado’, por razones tan serias y científicas como el peligro para la salud psíquica de la madre (responsable de más del 97% de esos 120.000  infanticidios). Ya se sabe: “Doctor, o mato a mi hijo o me deprimo”.

 A la vista de este panorama el autor del artículo que comentamos sinceramente no cree que ningún católico pueda votar al PP, ni siquiera como mal menor. Pero da la sensación de que la sociedad católica, que en España, a pesar de las encuestas que se manejan, sigue siendo mayoría, todavía no se ha dado cuenta de estos hechos, gravísimos para nuestro futuro y el de  cualquier nación que, además de cometer crímenes masivos, impide el crecimiento de población hasta límites imprevisibles, con el  consiguiente problema posterior con vistas a la inmigración.

Enfrente, es oportuno recordar al Papa Francisco, quien, muy recientemente, en una parroquia de Roma, no sólo defendía el derecho a la vida, sino la dignidad del embrión humano, un ser humano desde el momento mismo de la concepción. Porque, naturalmente, Rajoy tampoco piensa mover un dedo para que España deje de ser el matadero de embriones sobrantes de la fecundación artificial. Por cierto,  la manipulación de embriones humanos ‘sobrantes’ no la inició el PSOE sino el PP. Para ser exactos, la ministra de Fomento, Ana Pastor, entonces responsable de Sanidad. Son simples recordatorios.

 

 

 

 

 

 

 

Revista Fuerza Nueva, nº 1426

SUMARIO Nº FN 1426

Ya en 1959 el BOE publicaba en varias y nutridas páginas la lista de evasores de capitales que dejaban su dinero en el extranjero, sin que por ello nadie haya dicho una palabra sobre el caso. Estaban los de siempre, además de otros que por desconocidos no llamaban la atención, aunque después, en pleno régimen democrático, hemos sabido de sus sospechosas actuaciones.

SECCIONES NUMERO REVISTA FUERZA NUEVA NÚMERO 1.426

Opinión

¿Tiene el Rey posibilidades para alentar la regeneración que hoy necesita España?: La reforma que urge

Por Pablo Gasco de la Rocha

Tema denuncia

¿Nos gustaría saber donde están metidos los 12 discípulos de ZP?

Por Redacción

Hispanoamérica

Norteamérica hispánica (5)

Objetivo: borrar lo católico

Por Nemesio Rodríguez Lois

DoPortada 1426cumento

La audiencia de Barcelona investigará los bombardeos a la ciudad condal por la aviación italiana en la guerra

Por Eduardo Palomar Baró

Pluma ajena

Egipto: “En tiempos de Mubarak no pasaba esto”…

Declaración islámica de guerra contra la Cristiandad

Por Raymond Ibrahim

Internacional

Bachar Al-Assad se refuerza en Siria

Por Arturo de Sienes